San Anselmo sale 07:01 se oculta 20:39 sale 13:02 se oculta 02:45

Noticias

Reconocimiento al Dr. Armand Puig i Tàrrech, quien recibe la Medalla de Honor de la AUSP

29 de febrero de 2024Noticias Compartir:

Dia de les Facultats - Festa de Sant Pacià

Barcelona, 29 de febrero de 2024. Este mediodía se ha celebrado en el Aula Magna del Ateneo Universitario Sant Pacià (AUSP) el Día de las Facultades, que ha tenido como protagonista principal al Dr. Armand Puig i Tàrrech: se le ha entregado la medalla ad honorem (Medalla de Honor) de la institución. El acto, que ha sido presidido por el Gran Canciller de la AUSP, el cardenal Joan-Josep Omella, ha contado con la participación del cardenal José Tolentino de Mendonça, prefecto del Dicasterio para la Cultura y la Educación de la Santa Sede, quien ha impartido la ponencia ¿Qué teología para nuestro tiempo?
 
Ha abierto el acto el cardenal de Barcelona, Joan-Josep Omella, quien ha recordado que pasó a ser Gran Canciller de la AUSP cuando apenas había pasado un mes de su creación, por lo que ha vivido casi todos los eventos que han ocurrido desde diciembre de 2015. El cardenal Omella ha mencionado la "tesonería" del Dr. Armand Puig, "la que hizo posible que se erigiera el Ateneo en nuestra casa, y gracias a esta tenacidad se han llevado a cabo estos primeros ocho años de la institución". Dijo que ahora está en Roma, colaborando como presidente de la AVEPRO (Agencia de la Santa Sede para la Evaluación y Promoción de la Calidad de las Universidades y Facultades Eclesiásticas) con el cardenal Tolentino, "que comparten ambos la misma pasión: la Sagrada Escritura, el Evangelio".
 
A continuación, el pro-rector de la AUSP, el Dr. Joan Torra, ha reconocido y agradecido al Dr. Armand Puig la tarea que ha hecho en el Ateneo: "lo ha hecho muy bien; sin él, este Ateneo no existiría con la fuerza y el empuje que tiene". "Ha sido el primero, y también reconocemos que en este papel de primero en que Dios lo ha puesto, ha abierto camino: ha sido el jefe de una cuerda de fidelidad a la misión evangelizadora, desde el mundo universitario, que la Iglesia le encargaba", agregó. "Y ha hecho una ascensión digna de mérito: nos honra reconocer el mucho trabajo hecho, bien hecho; y por eso le agradecemos a Dios: es Él quien lo ha puesto en la condición de ser el primero y lo ha hecho ser el primero de la cuerda de fidelidad que nosotros continuamos", afirmó el Dr. Joan Torra.
 
Ponencia del cardenal José Tolentino: ¿Qué teología para nuestro tiempo?
 
El cardenal José Tolentino ha impartido una conferencia titulada ¿Qué teología para nuestro tiempo? Ha hecho referencia a un documento del Papa Francisco y ha afirmado que la Teología debe ser contextual, consciente de su entorno; debe escuchar y conocer el lugar donde está, debe mantener relación con la cultura del lugar. La Teología está llamada a ser sapiencial, puede contribuir mucho a un debate muy actual, que es el de revisar los modelos de pensamiento. Desde la pandemia, los paradigmas de pensamiento son muy pobres para explicar el mundo y la realidad. Necesitamos mente, inteligencia, razón, manos... Aquí hay una creación de una nueva racionalidad, y aquí la teología puede decir mucho. El cardenal Tolentino dijo que "la Iglesia debe arriesgar más y sentir que las culturas son hogares fundamentales para el diálogo del cristianismo. El culto es central en la experiencia cristiana, pero si el culto no se traduce en las culturas, eso significa que mantenemos las semillas en la bolsa y no las esparcimos en la tierra".
 
Laudatio del Dr. Armand Puig, a cargo del Dr. Agustí Borrell
 
El Dr. Agustí Borrell, biblista, ha sido el encargado de realizar la laudatio, destacando los méritos del Dr. Armand Puig que justifican la concesión de la medalla ad honorem de la AUSP. El Dr. Borrell, compañero y amigo del Dr. Puig, ha recordado que "no se puede entender al personaje sin su vinculación con la Escritura: ha sido su pasión y su dedicación primordial, con diversas modalidades complementarias, el estudio, la investigación, la enseñanza, la traducción, la edición o la divulgación". Y que el motivo principal por el que recibe la Medalla de Honor de la AUSP es "su contribución a la vida del Ateneo, comenzando por su creación", porque "no existiría sin él, sin su visión, su constancia y su capacidad de negociación y persuasión".
 
Palabras del Dr. Armand Puig i Tàrrech, medalla ad honorem de la AUSP
 
El Dr. Armand Puig ha asegurado que no esperaba este acto de homenaje y que le ha "emocionado", porque lo considera "un signo de la amistad que muchas personas me profesan y que yo procuro corresponder". Se considera "un hombre de la casa", porque ha sido alumno, profesor, decano de la Facultad de Teología y rector del Ateneo desde su fundación. "Estoy muy agradecido al cardenal José Tolentino, con quien la AVEPRO está orgánicamente vinculada, y al cardenal Omella, Gran Canciller del Ateneo, por su presencia conjunta en el acto; ambos cardenales representan el pasado inmediato y el presente de mi vida, que están conectados por el carácter académico de mi actividad y, particularmente, de mi trabajo en lugares de responsabilidad", ha manifestado.
 
En su discurso de respuesta a la laudatio del Dr. Agustí Borrell, el Dr. Puig ha explicado las ideas de fondo que hay en la creación del Ateneo, que ha comparado con los castillos, y concretamente con el cuatro de ocho. "El Ateneo es una institución heredera del Concilio Vaticano II, por razones históricas y eclesiales y por la estructuración y complementariedad de sus diversas facultades, centros y cátedras. Suceden a la facultad de Teología las otras tres facultades: filosofía, historia y humanística, y liturgia –esta última, ad instar-. La teología es la reflexión sapiencial de la fe, confesada y vivida, a la luz de la revelación y de la razón –la facultad nació en 1968-; la Facultad de Filosofía -1988- busca la razonabilidad de la fe y la carga de sentido aportada por la razón. Teología y filosofía, apoyadas en el pueblo cristiano y su sensus fidei, constituyen la traducción reflexiva y sapiencial de esta fe. La Facultad Antoni Gaudí de Historia, Arqueología y Artes Cristianas –nacida en 2014- fue la opción claramente innovadora, en lugar de crear una facultad de Derecho Canónico se decidió la historia eclesiástica, que se hermana con la arqueología y las artes cristianas. Y, finalmente, el Instituto de Liturgia ad instar Facultatis –creado en 2020-, ya que los estudios litúrgicos siempre han tenido grandes cultivadores en Cataluña y en las Islas Baleares.
 
El Dr. Armand Puig también ha destacado que "la calidad es el punto decisivo hacia el cual debe tender una institución universitaria como es nuestro Ateneo, que debe ser constante en la investigación, activo en la enseñanza, y atento a la sociedad, a la universidad y a la cultura. En este sentido, el Ateneo ha recorrido un camino en los ocho años y medio que lleva de vida activa. Lo certifican la pertenencia desde 2023 al Consejo Interuniversitario de Cataluña y los convenios firmados con la Universidad de Barcelona, la Universidad Pompeu Fabra y el Instituto de Estudios Catalanes".
 
Para finalizar, ha agradecido a los cardenales Omella y Tolentino, dos primeros referentes de la Iglesia y grandes colaboradores del Papa Francisco, su presencia en este acto.
 
                                                                                                                         
Departament de Comunicació de l’Ateneu Universitari Sant Pacià
93 453 49 25 / 606 942 948